La ciudad del mar

Una caserna cerca del mar,
donde los barcos se amarran
y los vientos libres se escapan.
Así es la ciudad del mar.

Esta es rica en variedad,
en especies sin maldad.
Un mundo ampliamente natural
donde ni el ruido ni la sinrazón
consiguen amarrar.

Entre el mar y las vías,
donde encuentras la brisa,
donde los sueños se avivan
y el amor hechiza.
Así es la ciudad del mar.

Un lugar ideal
donde las gentes huyen de sus camisas
y hasta olvidan sus prisas.
Es a partir de esas premisas
que buscan la libertad en el puerto de las risas.

-EL POETA INCOMPRENDIDO-