¿Mundo perfecto?

La perfección es una simple subjetividad del ser.
Por eso, jamás llegaremos a tal mundo ya que la perfección es simple y llanamente un intento de homogeneidad enfermiza. 
Así pues, la perfección y la homogeneidad van ligadas. ¿Es por tanto la heterogeneidad algo imperfecto y, por consiguiente, rechazable? La respuesta es no, pues la base de la perfección es la homogeneidad que deriva de un algo imperfecto y heterogéneo. Así llegamos a la subjetividad de lo perfecto y lo imperfecto. Ya que todo lo perfecto es imperfecto y, por consiguiente, lo imperfecto es perfecto.

-EL POETA INCOMPRENDIDO-