Nada tiene sentido

Enfurecido por no tener sentido lo que escribo. 
A veces estoy solo y aburrido.
Veo que no tengo a nadie y me deprimo.
Entonces con la cuchilla me corto los tobillos.
Como si eso fuera la solución a mi falta de brillo.
Finalmente acabo en la enfermería,
dañado, solo y entristecido.

-EL POETA INCOMPRENDIDO-