El anciano bosque

Entre árboles y ríos
hay una casa colorida.
Sus paredes rojas traen al monte alegría

Su dueño es anciano, 
muchas vidas ha cursado,
poco a poco va perdiendo 
el brillo de sus manos.

Un día, la casa de colores
se la llevó el viento,
allí perdió el anciano
sus alegrías y tormentos.

Dejaron de brillar sus ojos,
y su cuerpo cansado 
quedó abatido en el piso.
Pobre anciano, se le apagó el pasado.

-EL POETA INCOMPRENDIDO-